Blogia
Club Salandar, rutas montaña y btt

Atletismo

I Carrera integral extreme de Las Batuecas (Salamanca)

I Carrera integral extreme de Las Batuecas (Salamanca)

… o la macro pista americana, ¡vaya circuito salvaje que nos encontramos!

A la tercera va la vencida.

Tres años, tres, llevaba el amigo José Antonio intentando engañar a alguien más que a él mismo para realizar esta actividad (4 h 20´ el primer año y 3 h 40 ´ el segundo).

Y este año ha tocado.

Yo no lo tenía claro, por aquello de la falta de entrenamiento… pero por probar algo nuevo y por acompañar a los amigos, pues ahí nos plantamos, ¡más chulos que un ocho!

2 de diciembre, día para marcar en el calendario. Es el día que más he sufrido en una carrera, ¡con diferencia!

Amaneció una gélida mañana aderezada con niebla, mucha niebla. Salimos de Peñaranda Carlos Elías y yo, a la búsqueda de otros dos locos que nos esperaban en Aldeatejada, José Antonio (padre de la criatura) y Javi 4000. Gabi y Agustín, por distintos motivos, no pudieron acompañarnos.

Entrando a La Alberca se hizo realidad lo que nos venía contando Jose durante varios kilómetros, y nosotros no nos creíamos: a partir de ahí desaparecería la niebla para quedarse un día soleado. Y así fue; estupendo.

Preparación, agua, barritas, ropa y zapatillas de recambio, mochilas a la espalda y a darle a las patucas.

¿Estamos seguros? ¿Estamos convencidos? ¡¿Toda la integral de Batuecas corriendo?!

Bajada por el Reventón, a ratos por el camino y a ratos en línea recta, entre los brezos, jaras y escobas… ¡El de Villarino está loco, que forma de bajar! Menos mal que este tramo lo bajamos con chubasquero y pantalón largo… Atravesamos muchos tramos en los que no se nos veía, pues la vegetación nos absorbía, a la vez que nos escupía gran cantidad de agua que había acumulado durante la noche y los días anteriores de lluvias. Lo de las piedras es otra historia, ¿aquí cuándo barren?, je, je,… Algo menos de 30 minutos invertidos para bajar hasta el monasterio. ¡Y yo ya llegué como Rambo, que no sentía ni las piernas!

Unos tramos más o menos llanos hasta la presa, ¡qué placer!

Barrita. Trago de agua y nos vamos para arriba, más arriba, más arriba, más arriba,… ¡Aquí no se para de subir!

¡Vaya inclinación! A partir de estos tramos de subida yo no tenía ningún convencimiento de que fuera a terminar la actividad. Y para colmo, comenzamos una interminable pista americana, eso sí, natural y a lo bestia. Piedras y más piedras, árboles caídos, maleza que se come los senderos, más piedras, piedrecitas, grandes piedras, pedreros inmensos,… Y hasta llegar a Los Puertitos todo pica para arriba.

Por la zona de los últimos pedreros yo ya estaba desfondado, ni siquiera podía tirar en las pequeñas subidas, por eso en Los Puertitos (2 h 19´), cuando tocamos suelo llano, mis piernas lo agradecieron mucho, mucho y mucho.

Cambio rápido de camiseta y comenzamos a bajar. Parecía que a partir de ese momento todo iba a ser mucho más fácil… Pero nada más lejos de la realidad. Parecía que estaba aprendiendo a andar, je, je,… las piernas no daban más de sí…

Y para colmo nos confundimos de pista, ¡cosas de la vida!, por lo que bajamos hasta La Alberca en lugar de subir por detrás de la Peña del Huevo hasta el Portillo. Yo, encantado, je, je,…

Javi y Jose subieron por la carretera, marcando Javi arriba un tiempo de 3 h 8´. Carlos, que se quedó a esperarme, y yo, en La Alberca, 3 h 14´.

Los 4 valientes, o locos, desafiamos esta larga ruta, con una distancia que habrá rondado los 22-25 kilómetros y unos desniveles que no quiero ni pensar (menos mal que se me olvidó el gps en casa, mejor no ver esos perfiles).

El próximo año, que volveremos, espero que, al menos yo, pueda estar mejor entrenado, tanto para la carrera como para la comida de después (¡dejamos parte del chuletón encima de la mesa, cachis!)

Y al final de la carrera, después de la ducha en Sequeros, se insinuaban nuevas propuestas “X”, tanto con la btt, como corriendo o subiendo a no sé qué picos y montañas,… ¡Están locos estos romanos!

Esta espinita me ha quedado clavada y espero poder sacármela el próximo mes de diciembre, disfrutar más sufriendo menos... ¿Se animará alguien más para entonces?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

XXIV medio maratón Babilafuente-Salamanca (30/09/07)

XXIV medio maratón Babilafuente-Salamanca (30/09/07)

Sí señor, por allí estuvimos, corriendo bajo la lluvia, je, je,...

Os cuento rápido, ¡qué hay prisa! (como decía la abuela del anuncio).

Llegamos a Salamanca sobre las 9´15 de la mañana para coger el tren que nos llevaría, a corredores y acompañantes, hasta la salida en Babilafuente. ¡Qué sorpresa, estaba súper abarrotado de gente! Más parecía un tren de los que estamos acostumbrados a ver por India, ¡cuánta gente… y todos tan apretados…! (si la carrera sigue ganando en participantes la organización, creo yo, debería ampliar el número de vagones).

Ya esperando la salida del tren el agua comenzó a caer con fuerza. Todos los que íbamos a correr teníamos claro, desde hacía días, que nos íbamos a mojar… Y ahora lo estábamos corroborando… ¡Qué manera de caer!

Llegada a Babilafuente y desbandada general… ¿Dónde nos metemos con la que está cayendo? Supongo que, ante las previsiones meteorológicas, se podría haber habilitado el macro centro cultural del pueblo para que nos pudiéramos cambiar de ropa con ligera soltura, sin hacer equilibrios y bajo la incesante lluvia. En fin…

Calentamiento por la plaza, mucho chubasquero, gente conocida (atletas que participaban y otros, como el doctor Moreno, Juan Borrego, el amigo Moisés, Chache, Javi,… que en esta ocasión descansaban en esto de darle a las patucas), saludos a unos y otros,…

A la hora prevista, más o menos, el Diputado delegado de Educación, Deporte y Ferias, Jesús María Ortiz (esa sonrisa perpetua, ¡qué tío!) daba el pistoletazo de salida en la plaza de Babilafuente. ¡Nos vamos…!

Hasta el kilómetro 4-5, más o menos (y hablo de los míos, para los galgos igual era ya el kilómetro 7-8, ¡vaya Usted a saber!) estuvo lloviendo… Pero luego cesó y se quedó un día estupendo, de esos que a nosotros nos gustan: humedad en el ambiente, cuatro gotas de vez en cuando, buena temperatura para correr,… ¡una gozada!

Por la carrera me uní a Raúl Prieto (ese nadador infatigable) que iba con otro compañero (siento no saber su nombre)… Llevaban un buen ritmo y estuvimos hablando de varios temas… y al final fueron aumentando el pistón y yo tuve que dejarlos, ¡iban sobrados y a mí me faltaba el aliento!
Del grupete, nuestro grupete, claro, estuvimos Sánchez, Pedro "Alaraz" y yo mismo (y Angélica, Rosa y Diego animando, ¡qué siempre viene bien y se agradece en el alma!). Faltasteis unos cuantos (Joséluis y Juan “Alejo” los tengo desaparecidos aunque sé que están en forma, de Nely y Judith no tengo noticias, Gabi estaba en otra guerra deportiva, que si Carlitos tenía boda, que si José Antonio estaba liado con las cervezas y no le va el asfalto, que si Javi4000 estaba de ruta de senderismo con Salandar, que si Albarrán se está haciendo un poco mariquita,...), etc., etc., etc. Tampoco vi por allí a los colegas que nos encontramos algunas noches trotando por Peñaranda y que están organizando un grupete majo de corredores: Pifo, Paco “San Luis”, Molo, Fran “Villoldo”, Rober,… ¡A ver cómo recuperáis esta falta, je, je,...!
También nos encontramos con mucha gente conocida: Agustín (que había estado de boda y no pudo participar; nos hizo algunas fotos en la meta –espero que me mandes alguna, ¿eh, pollo?), Manolo "Opel" (ese campeón de España y olé), Emilio "Mancera" (que también estuvo de boda por Zamora y, por cierto, sale en una foto de La Gaceta de hoy), Santi “Aldeadávila”, Edu (Paradinas, un campeón que he conocido este verano), Angelito “Macotera” (un compañero de clase y del fútbol sala que ahora está dándole a esto de las carreras), Moisés y Javi junto a otra gente conocida del Atlético Salamanca, algunos triatletas, y muchas caras conocidas de otras carreras,...
Nosotros pudimos terminar todos, cosa importante, je, je,... Y seguro que sufrimos todos... cada uno a su manera, pero sufriendo...
A ver si salen los tiempos oficiales en la web de la Diputación (yo hice aproximadamente 1h 42´, ¡no está mal para entrenar un par de días a la semana, puf...!; terminé corriendo un tramo con Diego y salimos en el Tribuna de Salamanca de hoy, ¡cuándo lo vea su abuela!) y vemos cómo hemos andado.
El amigo Gabi estuvo por tierras queridas para nosotros, por la zona de Picos de Europa. Hizo la carrera de Panes-Potes (todo el desfiladero de La Hermida, ¡qué valiente el amigo Gabi!), unos 28 km. (http://www.geocities.com/panes_potes/). Dice que los últimos 8 km. se hicieron duros. ¡Es un campeón!, ¡y sólo se le hicieron duros los 8 últimos! Ya nos contará y, si es bonita, nos vamos para allá el próximo año...
Saludos y a seguir disfrutando de la vida.

II Carrera del Rock and Roll

II Carrera del Rock and Roll

El 14 de julio, sábado, nos fuimos el amigo Gabi y yo a San Lorenzo de El Escorial para participar en la carrera de la que tanto nos había hablado el propio Gabi (que también participó el año pasado): II Carrera del Rock and Roll (http://www.runners.es/Rock/ ). Una carrera que comienza a las nueve de la noche, que presume de tener una cuesta “rompecorazones” (hablan de un 25% de pendiente máxima y 13% de media, ¡qué barbaridad!) y que está aderezada con algunas jóvenes bandas de música durante el recorrido y un concierto al final de velada.

Ya estaba yo deseoso de vivir en persona ese ambiente de rock and roll y música por las calles, corredores disfrazados,… y poder comprobar si esa cuesta es o no una “rompecorazones”.

Es una carrera con características que no están al uso de otras pruebas de atletismo. Me gusta el tinte rockandrolero del invento, con su concurso de disfraces y todo. Eso hace que mucha gente corra envuelta en un disfraz. Gabi y yo, sin ánimo de disfraz propiamente dicho y mucho menos de ganar el concurso, corrimos con un par de guitarras. ¡Menudo juego dan!

La carrera en sí discurre por San Lorenzo de El Escorial, casi 8 km. por calles de la periferia, y algunas del centro, con salida y llegada en el propio Monasterio, ¡todo un lujo! Eso sí, te sacan por una zona de chaletes con gente en las piscinas y un olor “mortal” a parrilladas, ¡por Dios, a esas horas! ¡A mí no me hagáis esta jugada!

Y sí, la cuesta es una “pedazo rompecorazones”. Mortal de la muerte. Larga de narices y más empinada que el mes de enero. ¡Qué barbaridad! Pudimos subirla corriendo, sin parar, pero con unos esfuerzos terribles. Gabi, estabas en lo cierto, esta cuesta no tiene calificación…

La nota estuvo en una circunstancia que nunca me había sucedido en ninguna de las pruebas a las que he asistido. Circunstancias de la vida hicieron que una parte de los participantes (hablan de los 250 primeros) se pasaran el primer cruce, corriendo como locos por una zona fuera del itinerario (con su correspondiente cuesta para abajo y cuesta para arriba al volver). ¡Vaya movida se ha montado! Si os apetece, podéis leer los foros de la web (http://www.runners.es/Rock/). Total, que los atletas que suelen salir en cabeza hicieron aproximadamente 3 km. más que el resto, con todo lo que implica. La gente estaba más quemada que la pipa de un indio. La organización ha emitido un comunicado oficial pidiendo disculpas,… Yo lo he entendido y lo he asimilado sin problema (claro que yo no tuve que correr esos kilómetros de más, je, je,…), pero hay corredores que al llegar a la meta si pillan al voluntario que no estaba en su cruce,... Sí, es cierto que hubo un fallo, pero tampoco es para ponerse como algunos se han puesto. Lo que más me habría dolido es que algún corredor hubiera tenido algún percance con algún coche en esas zonas fuera de recorrido oficial; algo que no sucedió. Es la primera vez que paso por una situación así en una carrera, pero yo me quedo con todo lo positivo de ese día (los errores están ahí y la gente de la organización deberá tomar nota de ellos, pero los aciertos también) y doy la enhorabuena a todo ese grupo de gente que en su día tuvo la idea de llevar a cabo la carrera, de organizarla y de llevarla a la realidad. Felicito a todos los voluntarios (todos muy sonrientes y siempre animando, ¡estupendo!), la Policía Local, la gente que estuvo animando, organizando, colaborando,... e incluso al voluntario que no estaba en su sitio, ¡bastante chasco personal se habrá llevado el pobre!
También entiendo a todos aquellos que iban a hacer sus marcas, ganar en sus respectivas categorías,... ¡La verdad es que es una puñeta! Pero no entiendo cómo se han puesto algunos y las críticas que han lanzado. Todo en esta vida es relativo.

Ganaron los hermanos Capitán (que hicieron más de 10 km. por la equivocación). Gracias a este error, del que yo soy inocente, y a que estaba colocado de la mitad para atrás en la salida (prácticamente al final para permitir a los corredores más rápidos ir sin agobios, cosa que hago en todas las carreras) pues quedé entre los 100 primeros, je, je,… Algo que en una carrera con ¿1200? inscritos y teniendo en cuenta que mi forma física este año es lo que es, no se me habría pasado nunca por la cabeza. Pero bueno, ahí está. Sé que el puesto es ficticio, pero el tiempo es el que hay (el próximo año habrá que rebajarlo, ¿eh, Gabi?):

Puesto 95: RUANO MONZON, GABI (530) 00:41:40

Puesto 96: GARCIA GUTIERREZ, ANGEL (669) 00:41:41

En fin, que os animo a todos a que el próximo año nos acompañéis a disfrutar de esta carrera.

Por cierto, volví a correr con la cámara de fotos y aquí os dejo unas instantáneas (como se estaba haciendo de noche, pues, otra vez, están todas movidas).

¡Viva el correr por correr! A disfrutar del deporte y de la vida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Teverga – Asturias – Media maratón Senda del Oso´07

Teverga – Asturias – Media maratón Senda del Oso´07

Después de pasarnos el fin de semana soleado por el precioso valle asturiano de Teverga, os cuento algo de la media maratón Senda del Oso que, como pretexto (cualquiera es bueno para salir al monte), nos llevó a conocer aquellos verdes parajes de los que tantas veces nos ha hablado el amigo Don Emilio G. Lucas.

Como ya sabéis, hace casi un año Gabi nos habló de esta carrera. Que si había escuchado cosas buenas de ella, que dónde estaba, que cómo era la historia,… Total, que después de informarnos, algunos nos decidimos por desplazarnos y visitar, otra vez, Asturias.

Es un valle precioso y la zona se presta, como otras tantas asturianas, para organizar algunas rutas con el Club Salandar y la Asociación Juvenil Peñarandina. ¡Todo se andará!

El día de la carrera, domingo 17 de junio (aunque por lo que nos dijeron los señores de la organización, la fecha suele ser más temprana, pero este 2007 la Federación los ha obligado a cambiarla…), para mí comenzó muy temprano. Los que me conocen saben que lo de madrugar no es lo mío; pero últimamente parece que me está cambiando el metabolismo (como dice el amigo Miguel). Casi no había salido el sol y ya estaba yo en la cama de la casa rural jurando en hebreo; la espalda y el cuello estaban pidiendo otro lugar donde apoyarse; o eso, o a levantarse (la próxima vez espero no olvidarme mi almohada en Peñaranda). Pues nada, ¡a levantarse! Sales a la calle y ves que no hay ni un alma; no me extraña, ¡vaya horas! El paisaje, desde esas alturas (Sobrevilla) es inmejorable. Mar de nubes en el valle. El sol que está apareciendo por encima de las montañas. Las laderas que comienzan a llenarse de luz y actividad, el trino de los pájaros,…

Habíamos quedado en San Martín de Teverga a las 9´45 h. La carrera era a las 11 y salía de Tuñón. Cuando llegamos, allí estaban esperándonos Manolo “Opel” (¡ese campeón de España de maratón! ) y Nieves, Agus y Ana. Sánchez y Angélica venían desde Villablino, con sus amigos. Y Nely, Judith y Quique Merchán ya estaban en Tuñón (venían de Gijón, de participar en el triatlón del día anterior). Gabi no pudo venir, ¡cachis…!

¡Nos vamos para la salida! Dorsales, calentamiento (lo justo, que no estamos sobrados,…)

Estamos con el resto de compañeros de la carrera, en un prao, esperando el pistoletazo de salida. Otra carrera más. Sólo pienso en llevar mi ritmo y no pasarme, este año los entrenamientos han brillado por su ausencia. Hasta hace una semana no estaba seguro de que pudiera terminar la media. En fin. Ya estamos aquí. Manolo, Agus y Quique toman buenas posiciones, pero Sánchez y yo nos quedamos más atrás, ¡sin prisa! Dan la salida. ¡Pum! No hay vuelta atrás. ¡Vamos a conocer la media maratón Senda del Oso!

La cosa comienza subiendo y, para no variar, así continuará hasta la llegada en San Martín de Teverga para salvar un desnivel de algo más de 300 metros. Todo el recorrido transcurre con un constante sube, sube y sube. Creo recordar que esa constancia se rompe, para peor, en tres tramos (y uno de ellos en el kilómetro 20, más o menos) para aumentar considerablemente el nivel de inclinación; ¡vaya repecho el último!

Nada más salir comenzaron a caer unas gotas de lluvia; pero durarían poco y luego apareció el sol. Sánchez y yo salimos juntos, charlando, con ritmo suave, casi lento, disfrutando y haciendo fotos. He corrido toda la media con la cámara de fotos, hablando con la gente y haciendo fotografías (debido a la poca luz de algunos tramos, y no a la velocidad que yo llevaba, je, je,… el 90 % están movidas, claro; pero hay algunas curiosas).

La senda (de la que tanto nos había hablado el amigo Emilio) merece la pena, es muy bonita para correr una media maratón (creo que es la carrera más bonita en la que hasta hoy he participado). Es una antigua vía de un tren minero y hoy se ha transformado en una vía verde que puede llevarse a cabo a pie o con bicicleta. Pasa por algunos pueblos y cruza varias veces la carretera (creo recordar que 3 ó 4). Discurre por el centro del valle, junto al río, con abundante vegetación, algún túnel, puentes,… y la sorpresa de encontrarte con dos osas, Paca y Tola, en semilibertad (ya las veréis en las fotos).

La carrera se me hizo un poco larga (la falta de entrenamiento…) Y cuando uno va llegando y se encuentra cerca de la meta, va haciendo balance de lo sufrido y de la belleza contemplada. Todo estupendo, merece la pena venir a esta carrera. También me acordé de Gabi, que tanto empeño puso en esta prueba y al final no pudo venir (intentaremos ir en grupo el próximo año, no hay problema), de Carlos Elías (que está disfrutando estos días por Pakistán y también habría venido), de Albarrán, José Antonio, del tío Miguel y el mi Juli (que podían haberla hecho con la btt),... y de los compañeros que otras veces nos acompañan en las carreras. Y cuando llegas al pueblo te emocionas y se te pone una sonrisa de oreja a oreja cuando cerca de la meta está Rosa con Diego dándote ánimos (¡se me ponen los pelos de punta!). ¡Qué bonito!

La carrera la ganó el compañero Quique Merchán. Manolo también ganó en su categoría. Agus hizo una buena marca y Sánchez y yo nos defendimos como pudimos. La clasificación está en la página del Ayuntamiento de Teverga (www.aytoteverga.org, en el apartado de documentación).

Enhorabuena a la organización y gracias a las personas que durante el recorrido estaban animando. Y gracias especialmente a nuestras respectivas, que una vez más estuvieron al pie del cañón, animando y compartiendo con nosotros estos momentos. Momentos que buscamos-encontramos todos los días; y sabido es que la vida no es más que una sucesión de momentos, y los momentos se constituyen de ilusiones, logros, sorpresas y emociones. De todo ello ha habido. Y seguirá habiéndolo mientras el cuerpo aguante y la vida nos lo permita.

Saludos y a disfrutar.

Fotos de Nely .

Fotos de Angélica y Sánchez.

Fotos de Lillo (mis fotos y alguna de Rosa) .

Manolo, campeón de España 2007, maratón veterano

Manolo, campeón de España 2007, maratón veterano

 

El domingo día 28 de enero de este 2007, mientras yo estaba disfrutando de un día invernal por Gredos con la tradicional marcha del GUM Salamanca por estas tierras, el amigo Juaki cumplía años, Dudu estaba por el regional de pértiga (¡ánimo Dudu!) y otro amigo, Manolo González, “Manu Opel”, estaba disputando una importante carrera que llevaba preparando varios meses: el Campeonato de España de maratón de veteranos. Se dice pronto, campeonato de España, más de 42 kilómetros. ¡Vaya máquinas!Pues en esta ocasión la prueba se disputó en Badajoz y nuestro amigo, compañero de entrenamientos, quedó campeón en su categoría (categoría M-55, 3h04'27''). ¡Campeón de España!, ¡qué fuerte! ¡Enhorabuena Manolo, campeón! Sabes que nos alegramos un montón.También estuvieron por allí, completando el trío de atletas del Caja Rural - Atlético Salamanca, sufriendo en un día frío y ventoso, malo malo malísimo para este tipo de carreras (y, como sabéis, poco propicio para conseguir buenas marcas), los compañeros y amigos Daniel de Tapia Sánchez (medalla de bronce en este campeonato al quedar tercer clasificado en la categoría M-60, 3h09'29'') y el compañero de fatigas y caminos Moisés Muñoz Macías, hoy Delegado Provincial de Atletismo, séptimo clasificado en M-45, 2h52'22''.Los tiempos oficiales estarán en breve, supongo, en la página de la federación (hoy todavía no hay nada, ¡estamos en España y olé!)

Mil y una enhorabuena para todos y a seguir disfrutando con el deporte. 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres